Rusia y Ucrania

19.03.2022

Este artículo no trata los temas y detalles que fácilmente el lector puede encontrar en todas las Noticias mundanas. Me limitaré al Tema de la página de la que soy el autor: su relación con el dios judeocristiano, es decir, en lo que deben creer los fieles de esa creencia..., sí, deben creer pues así es la idiosincrasia de la misma. 

Las razones están expuestas en otro artículo: Coronavirus, el azote de Dios.
Léalo, con el fin de no repetirlas: todo es bíblico, debe creerlo.

Pocos quieren la guerra, ni parte de Rusia la desea

Protestas por todas partes en contra de la guerra, de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, guerra planificada por la divinidad judeocristiana, según esas mismas razones expuestas más arriba del texto... razones bíblicas.

Así es, protestas por las guerras de Yahvé, el cual no tiene suficiente con las anteriores, muchas, ni con las pandemias enviadas a sus hijos. Aún está a la orden del día la última, la denominada Coronavirus, y ya manda otra guerra, la enésima.
¡Qué rabia le tiene a su creación, a sus hijos!

¿Quién ha observado más odio y rabia hacia alguien que es su creación que lo que demuestra esa divinidad? Y es que no perdona, la divinidad  infinitamente buena y misericordiosa (eso les enseñan a los ingenuos), no perdona la transgresión acaecida en el principio de su creación, perpetrada solo por sus dos primeras criaturas y retorcidamente planificada por la propia deidad: la culpa la transmite a todos sus descendientes. ¡Guerras, pandemias...! 


Lo más perverso de la deidad:

enfrentar a sus propios hijos, a los que tienen como divinidad al mismo ente: rusos y ucranianos tienen la misma religión, le rezan al mismo Dios. El invasor Putin es cristiano, los invadidos son también cristianos, y su oponente, Zelinski, judío.

¡Qué gran logro el de la patética divinidad judeocristiana!

¡Menos mal que los hay que no creemos en semejante Bruto!

¡Gracias por no tenernos entre tus elegidos!