Bautismo peligroso

 Un bebé murió en el hospital el lunes, poco después de ser bautizado en una iglesia de Suceava (noreste). Cumpliendo con el ritual ortodoxo, el infante fue sumergido tres veces en el agua bendita a pesar de que lloraba mucho.

Menos mal que el agua era bendita