________
Colab/64-70
__________________

 

Colaboración nº. 70. Agosto 2011

La teología cristiana cuestionada

Autor: Tomás Taboada Rey

_____

Teología: “Es la ciencia que trata de Dios de sus atributos y de sus propiedades”; ésa es la definición de Teología, y el primer problema que surge para cualquier persona a la cual el poder papal (o cristiano en general) aún no le haya anulado su capacidad para reflexionar con un mínimo de rigor, es la violación del principio de no contradicción que en esta definición está implícita, porque el mismo diccionario define ciencia como: “El conocimiento CIERTO de las cosas por sus principios o causas” y una certeza no es precisamente,(ni nada remotamente parecido) hablar de la Creación, la trinidad, de milagros como la concepción virginal de María, de la resurrección de Jesús etc, etc (y aquí es menester enfatizar que el “apóstol” Pablo (proclamado por Jesucristo “resucitado” o mejor dicho, vio una luz que le cegó y que supuestamente le habló) solo nos indica (a excepción de la suya, y que para colmo es auto-contradictoria como se observa en las tres versiones que aparecen en Hechos de los Apóstoles= Hechos 22:9; 9:7, por tanto ¿Qué credibilidad tiene?) “apariciones” a “discípulos” y que para colmo se podría comparar con un episodio de índole psicótico: sobre este asunto ver: (Vallejo Nágera: Guía de psicología , 1991, p 603-606). ¿Por qué no se le apareció a quien mandó su ejecución, como al propio Prefecto Poncio Pilatos nota=(aunque en Mateo aparece la expresión Procurador lo cierto es que Mateo es escrito como mínimo, medio siglo después de la muerte del Jesús histórico y el termino “procurador” no existía en tiempos de Jesús) y otros por el estilo en lugar de hacerlo a los que, (a excepción de la supuesta aparición paulina), tenían su misma agenda religiosa? En cuanto a los milagros (no sólo los otros atribuidos a Jesús en los evangelios sino de otros tipos) no sólo asumen siempre la –previa- existencia de Dios, no sólo están narrados muchas décadas después de la crucifixión: (“Fernando de Orbaneja: Jesús y Maria, p16-17; Timothy Freke y Peter Gandy: Los Misterios de Jesús, pg. 232-234; Historia criminal del cristianismo, de K. Deschner T-4, p 76-80”), no sólo no se pueden demostrar como tales por definición, con lo que por tanto no son ni serán nunca ni de lejos una prueba de su existencia, (así con respecto a esto: las investigadoras creyentes Jenny Teichman y Katherine C. Evans definen milagro como: “Acontecimiento extraordinario…. Normalmente beneficioso para alguna persona buena y provocado por la intervención directa de Dios, o bien por profetas con la ayuda de Dios”, por consiguiente lo presupone (a Dios) no lo prueba, y como es de sentido común: ”las afirmaciones extraordinarias deben pruebas extraordinarias”, y si esta no está, por lógica pura sólo se aceptará la opción milagrosa si su explicación alternativa resultase todavía más milagrosa que la propiamente dicha (lo cual es difícil por no decir que roza la imposibilidad misma) . Así, ante los milagros se me ocurren palabras como: “En relación con todos los presuntos milagros de la cristiandad en general”= “Fraude, engaño , alucinación ,sugestión, falso recuerdo, falsa percepción, efecto placebo=(remisión del síntoma doloroso a consecuencia de su fe en un por ejemplo curandero espiritual), regresión a la media=( esto es un estado que no es ni la enfermedad grave previa inmediatamente anterior ni la curación completa y que se debe a los propios ciclos de las enfermedades, el problema es que como sucede después de dicha fase que es cuando el enfermo se encuentra en estado de crisis más aguda, siendo cuando éste ante la desesperación, trata de buscar alguna solución “milagrosa”, como por ejemplo peregrinar a Fátima o ir en ayuda de un espiritista , sanador espiritual u otros embaucadores, asociando lo que no es sino una fase de remisión, a lo Irracional etc). 

Volviendo a la cuestión de la pretendida resurrección de nuestro personaje eje primordial de todas las confesiones y sectas cristianas, ni siquiera en el Nuevo Testamento aparecen –testigos humanos- de su resurrección en sí misma- antes bien tan solo supuestas apariciones post-resurrección (visiones), y muy contradictorias (incluso en un mismo evangelio). Veamos algunas las más impactantes y que a mi juicio desacreditan para todo lector mínimamente critico (y que aun no le hayan sometido a un intenso lavado de cerebro) la “Teología cristiana”: 1º=“mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que duermen es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados” (1ª Corintios 15:20-22). El problema es que en esta idea que Pablo considera central, fundamental e imprescindible, pues es el NÚCLEO de la fe neo-testamentaria (que ni católica, puesto que generalmente el mayor adversario de la Iglesia católica es la propia Biblia) y sin embargo precisamente ¡EN ESTO!, otros autores Neo-testamentarios chocan violentamente, por ejemplo en el 2º Evangelio (que pretende ser escrito por Mateo apóstol pero que no puede ser mas pseudónimo estando demostrado que tanto éste como “Lucas” copian de Marcos que no fue testigo ocular, y si Mateo (Leví) fue apóstol de Jesús en vida de éste ¿cómo es posible el plagio en parte de su contenido a un –no testigo?-) declara TODO LO CONTRARIO cuando dice: “Mas Jesús, habiendo otra vez clamando una gran voz, entregó el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la Tierra tembló, y las rocas se partieron; (y ahora noten) y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, SE LEVANTARON” (Mateo 27:50-52). Entonces la pregunta aquí es ¿la resurrección de muertos es ANTES que la de Jesús (Mateo) o DESPUÉS de la de Jesús (Pablo)? No existe concordancia alguna así que yo no me lo creo. 2º= ¿Cuánto tiempo estuvo Jesús en el sepulcro?= Según sus propias palabras (lo que constituiría una profecía fallida y que por tanto Él no es el hijo de Dios ni nada parecido) tres días completos “Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el hijo del Hombre en el corazón de la tierra (muerto) tres días y tres noches (Mateo 12:40) ¿está claro?, pues parece que no, a juzgar por lo que exponen los mismos textos evangélicos , ¡que murió un Viernes por la noche y que el Domingo de mañana ya había resucitado! (Lucas 23: 54-56 y Mateo 28:1-6 ó Marcos 16:1-6). 3º= Existen notables discordancias sobre el número de mujeres que van al sepulcro el Domingo, de tal forma que es significativo: Según Mateo fueron solo al sepulcro María Magdalena y la otra María (28: 1) , según Marcos fueron sin embargo María Magdalena, María la madre de Jacobo y Salomé (Marcos 16:1) en Lucas fueron un montón de ellas (Lucas 24:10) y para el último Evangelista fue al sepulcro el Domingo de mañana solo María Magdalena (Juan 20). Tampoco existe armonía en cuanto a las últimas palabras de Éste al morir: Mateo 27:50; Lucas 23:46; Juan 19:28-30, y otras muchas que solo es menester leer con espíritu medianamente analítico una Biblia. En relación a la idea de Dios, base de cualquier teología (cristiana o no cristiana): Pues resulta que Dios no existe para nada sobre todo por una cosa, cualquier idea de Dios (que antes de si existe o no resulta menester determinar) es auto excluyente por la siguiente razón= Siempre se define como un ser absolutamente perfecto y así debe ser, pues de lo contrario no sería “Dios” en sentido pleno, ahora bien (y aquí viene el gran problema) resulta que si es plenamente perfecto posee todos los atributos positivos, sería por tanto: omnipotente y también omnisciente, pero aquí entra el dilema que, si es OMNISCIENTE entonces SABE cómo hará para cambiar el curso de la historia (si no es un dios intervencionista no ama a la humanidad, siendo totalmente “pasota” con respecto al devenir de su pretendida creación, lo que también lo anularía como tal). Pero entonces no es OMNIPOTENTE para nada pues así NO PUEDE cambiarlo de ninguna manera. Si le falta un atributo se anula como tal, PERO HAY MÁS, resulta que de un ser perfecto (Dios) tendría que emanar por consiguiente una “creación” perfecta ¡pero no es así!; el biólogo español Ernesto Carmena declara: “Hay muchos ejemplos de chapuzas imperdonables. Nuestro tubo digestivo está absurdamente conectado con las vías respiratorias. Esto….también nos pone en serio peligro de atragantarnos y ahogarnos. ¿Por qué no dos tubos bien separaditos?” (El creacionismo ¡vaya timo!, pág. 136). Es evidente que la vida es debida a procesos naturalistas, pero entonces Dios no creó nada, si Dios no creó nada ¿para qué es necesario?, todo lo que resulta cada vez mas innecesario es tachado de ilógico, y precisamente esto último lo deja bien claro Rolón Ríos, quien con cierto tono irónico declara: “Por tu maravilloso y compasivo diseño de las bacterias que infectan lo que comemos con sus toxinas, como la del Clostridium pueden matar a los humanos de todo el planeta en unas cuantas onzas. ¿En qué laboratorio biológico trabajaste estas maravillas dignas de Hussein? (MiltonAsh: La Biblia ante la Biblia..., T.2, p. 31) ¡Ahí es nada!

 

____________________________________________________________________________

  

Colaboración nº. 69. Abril 2010

Otras contradicciones bíblicas

Autor: Tomás Taboada Rey

_____

¿Es la Biblia un texto armonioso o más bien violentamente discordante?

   Un ejemplo poco usado entre algunos críticos son las contradicciones con respecto a la doctrina de la inmortalidad del alma. Vamos a ver a cuáles me refiero para de esta manera poder reflexionar sobre cómo nos la están tratando de meter los impostores mentores de la cristiandad.

  “No confiéis en príncipes, ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación. (y ahora noten) Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; en ese mismo día PERECEN SUS PENSAMIENTOS” (salmo 146:3-4. Versión Reina Valera). Si perecen ¡no continúan activos en el más allá!... ”Porque en la muerte NO HAY MEMORIA DE TI… Salmos 6:5”.

   ¡Pero hay más!= “Pues los vivos saben que han de morir, mas EL MUERTO (y no  el cuerpo del muerto) NADA sabe….habiéndose perdido ya su memoria” (Eclesiastés 9:5. Nácar Colunga), y más “El primer hombre, Adán, fue hecho ALMA VIVIENTE” (por ende no tenía alma LO ERA ÉL) (Gen 2:7; 1ª Corintios 15:45) y ésta muere (Gen 2:17). El espíritu es LA ENERGÍA que da la vida (Juan 6:63) y por consiguiente inerte en sí misma.

   Hasta aquí toda muy bonito PERO OTRO GRUPO DE  textos CONTRADICTORIOS TAMBIÉN muy claros indican todo lo contrario. Así, en Marcos 9:43-44 se lee “Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala, mejor es entrar en la vida teniendo dos manos que ir al infierno AL FUEGO QUE NO PUEDE SER APAGADO, donde el gusano de ellos NO MUERE...”. ”Apartaos de mi malditos, AL FUEGO ETERNO”… ”Y éstos irán al CASTIGO ETERNO y los justos a la vida eterna” (Mateo 25:41-46, vertido así en todas las Biblias menos en versión Nuevo Mundo, esto es Testigos de Jehová). Éstos y el adventismo dicen que no dice nada sobre castigo literal eterno. No obstante SI LO DICE: “Y los echarán al horno de fuego; allí es el LLORO y el CRUJIR de sus dientes”.

   Finalmente sobre la supuesta felicidad eterna= ”Mas si el vivir EN LA CARNE resulta para mí en beneficio por la obra, no sé entonces qué escoger. Porque de ambas cosas estoy puesto en un entredicho, teniendo el deseo DE PARTIR y estar con Cristo… pero quedar EN LA CARNE es más necesario por causa de vosotros”. (Filipenses 1:22-24). (O estar su cuerpo o partir de <él>.

   Como dice una catedrática en filología Neo-testamentaria, unas “palabras de dios” DESDICEN otras “palabras de dios”. ¡Ahí es nada!

____________________________________________________________________________

 

Colaboración nº. 68. Junio 2009

Cómo poner nervioso a un obispo

Autor: Daniel Marín Cano

_________

 

     Hola, me llamo Dani y soy natural de Ibiza (España). Aunque en mi adolescencia fui agnóstico, y en mi niñez, simplemente pasaba del tema, desde hace unos diez años soy ateo convencido y con argumentos. Todo empezó en el año 98, cuando conocí a unos amigos evangélicos. He de decir que estos amigos, a los cuales aprecio mucho, jamás han intentado convencerme de nada, pero el hecho de verlos orar o bendecir la mesa, o presenciar una boda evangélica o una reunión, me despertó muchísimo la curiosidad. Como consecuencia de esa curiosidad, un buen día se me ocurrió abrir la Biblia, y ahí empezó todo. Me leí la Biblia entera, así como libros de crítica al cristianismo y, cómo no, un montón de artículos en Internet (incluida mucha apologética cristiana). Me hice forista y participé con el pseudónimo “Hammond” en dos foros de MiltonAsh: “La Comunidad Antibíblica” y “Reto a los Cristianos”, aunque mi mayor actividad fue en foros cristianos. 
 
     Aunque ya hace cosa de cinco años que estoy inactivo en lo referente a la crítica al cristianismo, últimamente he resucitado a raíz de un artículo del obispo de Ibiza que leí en la sección “Opinión” en “Diario de Ibiza”, concretamente el 29 de Marzo de 2009. Para los que sean de fuera de España y no se hayan enterado, sobre Marzo hubo (y continúa) polémica en mi país por una reforma de la ley del aborto. A raíz de esa polémica, el obispo hizo un escrito en el diario para hablar del derecho a la vida (aludiendo, obviamente, al aborto). No fue pequeña la indignación que sentí cuando vi hablando del derecho a la vida a un cargo de la iglesia católica, una religión cuya historia está manchada de sangre por sus atrocidades, y que aún hoy día se opone a la investigación con células madre, al respeto a la homosexualidad, etc. Cabe recalcar que el escándalo de Ratzinger aconsejando a los africanos evitar el preservativo también estaba muy reciente, lo que hizo que mi indignación creciera aún más. Así que me puse manos a la obra y le dirigí unas palabras al obispo a través de la sección “Cartas al Director” del Diario de Ibiza. 
 
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ 
 
     Pero vayamos por partes. Primeramente, para que entendáis mi indignación (supongo), os paso la opinión del obispo publicada en “Diario de Ibiza” el día 29 de Marzo de 2009.

Una reflexión sobre el don precioso de la vida (Vicente JUAN SEGURA / Obispo de Ibiza)

El pasado miércoles celebrábamos la Solemnidad de la Anunciación, el día en el que la Iglesia conmemora la encarnación del Hijo de Dios en las entrañas de la Virgen María. Ese mismo día, la Iglesia en España celebra la ´Jornada por la vida´. A este respecto, y meditando sobre la grandeza del misterio de la entrada de Dios en nuestro mundo, en nuestra propia naturaleza humana, me pareció oportuno escribir acerca del don de la vida. En este domingo, además, comienza en nuestra diócesis una campaña de oración para defender la vida. 
El don más precioso y valioso que tiene todo hombre es el de la vida. Por eso, este don tan preciado está protegido por la inmensa mayoría de las legislaciones vigentes. Así, el artículo 15 de nuestra Constitución española, lo recoge al afirmar que «Todos tienen derecho a la vida».

Este derecho fundamental queda también recogido de un modo claro en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 y el Convenio Europeo sobre la protección de los derechos del hombre y las libertades fundamentales, firmado en Roma el 4 de noviembre de 1950. Todos estos documentos reconocen y defienden que absolutamente nadie tiene derecho a disponer de la vida de los demás, nadie. Algunas de las reformas legales anunciadas por el Gobierno de España en materia del aborto hacen pensar, en ocasiones, todo lo contrario. 
El inviolable respeto a la vida humana desde el momento de la concepción es un principio tan fundamental que siempre se debe salvaguardar, siempre, de modo especial por las legislaciones vigentes.

Una sociedad en la que el derecho a la vida no esté legalmente protegido es una sociedad amenazada y amenazadora. A este respecto, el Siervo de Dios Juan Pablo II cuando, el 4 de junio de 1997, en su Polonia natal, ante una multitud de fieles recordaba este hecho con una frase magistral: «Una nación que mata a sus propios hijos es una nación sin futuro. Creedme que no me ha resultado fácil decir estas cosas refiriéndome a mi nación, pero yo deseo para ella un futuro, un futuro maravilloso. Es necesaria, por consiguiente, una movilización general de las conciencias y un esfuerzo ético común, para hacer realidad la gran estrategia de la defensa de la vida». ¿Qué decir ahora ante la actual situación en España? 
La Iglesia, desde los primeros siglos, ha afirmado la maldad intrínseca de todo aborto provocado, enseñando que el Quinto mandamiento prohíbe matar a un inocente: el Didaché, el primer catecismo escrito señala al aborto entre los pecados contra el 5to Mandamiento: «Dos caminos hay, uno de la vida y otro de la muerte; pero grande es la diferencia que hay entre estos caminos... Segundo mandamiento de la doctrina: No matarás... no matarás al hijo en el seno de su madre, ni quitarás la vida al recién nacido... Mas el camino de la muerte es éste: que no se compadecen del pobre, no sufren por el atribulado, no conocen a su Criador, matadores de sus hijos, corruptores de la imagen de Dios; los que rechazan al necesitado, oprimen al atribulado, abogados de los ricos, jueces injustos de los pobres, pecadores en todo. ¡Ojalá os veáis libres, hijos, de todos estos pecados!». (2:1-2).

Los apologistas no callan ante esta violación del derecho a la vida: así Tertuliano, escribe en el siglo II: «el asesinato, estando una vez y para siempre prohibido, no permite destruir ni siquiera el feto en el vientre... Obstaculizar un nacimiento es meramente una forma más rápida de matar; no importa si tomas una vida nacida o destruyes una que va a nacer. Ese es un hombre que va a ser; tienes la fruta ya en la semilla» (Apología 9:8 [A.D.197]). Y el autor anónimo de la Carta a Diogneto (5,5), refiriéndose a las costumbres de los cristianos, en oposición a la conducta de los romanos en plena decadencia que llevó a la caída de su imperio dice: «Los cristianos se casan como los demás y tienen hijos, pero ni los matan ni los abandonan». Podríamos seguir con tantas referencias en este sentido. 
Más cercano a nosotros, el aborto viene definido por el Concilio Vaticano II como un «abominable crimen» (Cf. Gaudium et spes, 51), al ser una eliminación cruel y violenta de un ser humano, pero con una gravedad añadida: la criatura inocente afectada no tiene ninguna posibilidad de defensa.

He visto que en los medios de comunicación se habla del aborto como un derecho de la mujer, y yo me pregunto: ¿y la criatura que lleva en su interior?, ¿qué derechos tiene ese ser humano inocente? Todos los derechos no tienen la misma jerarquía, y el derecho a decidir por parte de la mujer está en un lugar ciertamente inferior al derecho a la vida del nasciturus, porque el derecho a la vida es el primero y fundamental derecho del que se derivan todos los demás. Si se priva de su lugar jerárquico al derecho a la vida, caen todos los demás derechos. 
Y no podemos olvidar que el aborto es un drama también para la mujer que lo sufre. Es una experiencia tan traumática el hecho de que muchas mujeres no son capaces de sobreponerse nunca a esa situación. Y junto a todo esto el aborto es también un fracaso de toda la sociedad que prefiere quitarse de en medio a un nuevo ser humano, a una criatura que asegura el futuro de la humanidad antes que buscar soluciones adecuadas para que tenga una vida digna. Toda la sociedad, y de modo especial los poderes públicos, debería realizarse una seria reflexión que desemboque en la adopción de medidas de protección sobre la menor, sobre la mujer y sobre la familia. ¡De las autoridades nos esperamos protección y nunca eliminación! 
Los cristianos tenemos un papel muy importante en nuestra sociedad: debemos defender, por todos los medios a nuestro alcance, la vida humana, desde su concepción a su término natural. Debemos deshacernos de las falsedades que justifican cualquier atentado contra el don de la vida y hacer que en cualquier lugar la vida humana sea respetada y defendida.  
Querido lector: yo te puedo escribir y tú me puedes leer porque no fuimos víctimas del aborto. Demos a todos los que han de venir la oportunidad de vivir. Seamos la voz de tantas criaturas inocentes e indefensas que necesitan de nuestra ayuda, que no tienen la capacidad de defenderse ni de hablar, pero que si nos detenemos por un momento y miramos en el fondo de nuestro corazón seguro que les oiremos decirnos ¡Protege mi vida! 
 
Enlace:

http://www.diariodeibiza.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009032900_3_317415__Opinion-reflexion-sobre-precioso-vida-Vicente-JUAN-SEGURA-Obispo-Ibiza 
 
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ 
 
     Pues si, todos tenemos derecho a la vida, incluyendo los que podrían salvarse gracias a las células madre de alguna enfermedad, los que no utilizan preservativo porque el Papa les aconseja no hacerlo o todos aquellos que murieron en la inquisición. 
 
     He de reconocer que (y esta es mi opinión personal), aunque no apruebo la visión de la iglesia ante el aborto, entiendo que un aborto provocado por una pareja de “niñatos” irresponsables a un par de meses de gestación es injusto, sobretodo si tenemos en cuenta que en este país una parejita de 16 años puede salir adelante criando un niño (o por lo menos antes de la crisis). Pero tampoco apruebo el otro extremo, el de la iglesia (supongo que la mayoría de gente que lea esto en esta web será atea y conocedora de la Biblia, por lo tanto no creo que haga falta mencionar cuan infanticida es el Dios cristiano del AT). 
 
     Dice el Obispo de Ibiza: “El inviolable respeto a la vida humana desde el momento de la concepción”. ¡Ni siquiera se puede abortar a los cinco minutos de haber entrado el esperma en la vagina! Desde luego, hay que reconocer que es un argumento necio (muy común entre los creyentes, por cierto). Richard Dawkins calificaría dicho argumento de “absolutista”, es decir, que no se puede abortar sea el caso que sea, ni siquiera impidiendo que el óvulo sea fecundado por un espermatozoide. Pero si nos ponemos así, ¿qué diferencia hay entre ese momento y el momento en que el espermatozoide estaba en los testículos y el óvulo en el ovario? Bajo un punto de vista tan obstinado, el simple hecho utilizar preservativo podría ser calificado como “método abortista” (ahora entiendo las palabras del Papa en África). Pero para el obispo, quizá sea harto significativa la diferencia entre el caso en que el semen se queda en el preservativo y el caso en que entra en la vagina. Quizá sea porque en el preciso instante que el semen entra en la vagina se mezcla con el Espíritu Santo. ¡Si, eso es! Tal vez el espermatozoide que consigue fecundar el óvulo no lo hace por ser el más rápido, sino por ser el que Dios ha elegido. ¡El óvulo ha sido fecundado por el Espíritu Santo! 
 
     Otro tema polémico en España referente a la nueva ley del aborto, es la edad mínima para tomar la decisión de abortar. Antes, las mujeres podían abortar sin consentimiento de sus padres a partir de los 18 años, ahora pueden hacerlo a partir de los 16. Pero en mi opinión, eso no es tan grave. En lo que concierne a las chicas de 16 y 17 años, lo que se ha hecho es pasar de los padres a la embarazada el derecho decidir, es decir, que lo único que ha cambiado es quién tiene derecho a decidir. Los cristianos en general se quejan de que sus hijas de 16 años puedan abortar sin su autorización. Creo que la pregunta que toca es la siguiente: ¿y por qué no? A mi modo de ver, la decisión que tome la embarazada no tiene por qué ser menos acertada que la de sus padres. ¿Y si resulta que los padres son fanáticos religiosos mientras que la embarazada es atea (aunque sería un caso poco común)? ¿Quién tendría razón en un caso así? ¿Los padres? ¿Por qué? ¿Por qué una chica de 16 años no puede ser más inteligente que sus padres en este caso? Tal vez es una chica responsable pero con la mala suerte de que un buen día se rompió el preservativo. Y no estaría de más recordar que a veces se invierten los papeles. A veces es la chica la que decide seguir adelante con el embarazo, hasta que sus padres la obligan a abortar (y esto también ocurre con padres cristianos). 
 
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ 
 
     Ahora os pongo mi primera carta, publicada el día 1 de Abril de 2009. 
 
     Es la siguiente:

El obispo y el derecho a la vida (Daniel MARTÍN CANO / Sant Jordi)

 Señor obispo: no voy a entrar en la discusión de si el aborto es un derecho o un asesinato. Esta carta que le dirijo se podría resumir en una sola pregunta: ¿quién es la Iglesia para hablarnos del derecho a la vida? Hace poco el Papa se paseó por África para decirles a sus fieles que no utilicen el condón. ¿Cuántas vidas calcula usted que podrían salvarse si Ratzinger se ahorrase ese tipo de comentarios?  
Independientemente de si el aborto debe permitirse o no, lo que está claro es que el bebé que no llega a nacer no vivirá una vida de sufrimiento como la que están condenados a vivir los enfermos de sida que adoran al Papa. Y mirando al pasado, ¿cuántas personas inocentes fueron torturadas y asesinadas en la inquisición? ¿Sabía usted que el Papa Pío XII ayudó a Hitler a conseguir el poder que luego utilizó para llevar a cabo atrocidades como las de Auschwitz, a cambio de una buena tajada de los impuestos de los alemanes? ¿Y cuántos rojos murieron en el paredón a manos de un régimen franquista apoyado por la Iglesia católica? Señor obispo: ¿tiene usted la conciencia tranquila siendo un cargo de la Iglesia católica?  
Está la Iglesia muy activa últimamente en cuanto a campañas y manifestaciones contra el aborto. Parece que no tiene escrúpulos a la hora de excomulgar a los que ayudaron a abortar a una niña de ocho años de Brasil violada por su padrastro, así como tampoco los tiene a la hora de criticar en Italia a un padre desesperado por ver a su hija en estado de coma, conectada sin sentido durante un montón de años a unas máquinas que lo único que hacen es alargar el sufrimiento.  
Y ahora me pregunto yo: si la Iglesia se esfuerza tanto en hacer campañas por el derecho a la vida, ¿por qué no se esforzó tanto cuando el mundo dijo ´no a la guerra´ de Irak? Yo estuve en aquella manifestación, y le aseguro, señor obispo, que también nos manifestábamos por el derecho a la vida. ¿Acaso la vida de los iraquíes vale menos que las vidas que la Iglesia defiende? Es más, incluso a la hora de darles a las parejas homosexuales el derecho a casarse y adoptar, la Iglesia hace mucho más ruido que para decir ´no a la guerra´. ¿Cuántas vidas perdemos otorgándoles a los homosexuales el derecho al matrimonio, señor obispo? 
La próxima vez que lea usted la Declaración de los Derechos Humanos reflexione sobre si la Iglesia defiende tanto la vida como usted cree. Y recuerde aquellas palabras de Jesús que decían: «Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano» (Mt 7-5).

Enlace: http://www.diariodeibiza.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009040100_3_318126__Opinion-obispo-derecho-vida-Daniel-MARTIN-CANO-Sant-Jordi

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

     En la página web del diario, cualquier persona puede poner comentarios a las cartas publicadas, y como era de esperar, las críticas a mi carta no tardaron en aparecer. Así que antes de continuar con la respuesta que el obispo me dio, vamos a analizar los comentarios recibidos.

     Iremos comentario a comentario (comentaré alguno con letra de color rojo, para más claridad):

Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 09:01:16 
 
No hace falta irse al medievo ni a la Segunda Guerra Mundial para darse cuenta del poco respeto que la Iglesia tiene por algunas vidas. Hace poco, tuvieron la ocasión de manifestarse en contra de la pena de muerte para los homosexuales en Irán, y miraron hacia otro lado. Si Cristo viviera hoy, no sé qué diría de esta gente. 
 
Autor: Elena 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 09:38:38 
 
mira majeta, fue el Papa Juan Pablo II quien censuro esa guerra y dijo NO antes que nadie. La pena de muerte está especificamente rechazada en varios documentos de la DSI y sabido es lo que hacen laicos y religiosos por los más machacadito y hasta por los menos. Todo esto es irrefutable. También es cierto que de H.P los hay en todas partes y como es natural, en la Iglesia también. O te creías que ser católico es sinónimo de santidad, se pretende pero es dificilillo... 
 
Autor: matias 
 
     Si Matías fuera evangélico, nos soltaría la típica sandez de que esos “HP” no son verdaderos cristianos. 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 09:48:43 
 
Si a alguien le interesa hay bibliografía para contrastar si lo que dice el sr. Martín es cierto o no. Muy simplista me parece esa exposición. Por cierto, utilizar tan frívolamente el Evangelio también tiene que ver con el 2º mandamiento, que no le será dificil descifrar cuál es, ya que se permite hablar tanto y tan mal de la Iglesia y por ende de los que pertenecemos a ella.  
Por cierto, Los representantes de la Iglesia tienen a bien pedir perdón cuando meten la pata, de otras sociedades humanas no se puede decirse lo mismo ¿no le parece? 
 
Autor: luis maria 
 
     Solo con su ignorancia sobre el 2º mandamiento es más que suficiente para demostrarnos cuán católico es Luís María. Por supuesto, los católicos siempre afirman que existe documentación de sobra para refutar los argumentos ateístas, pero eso si, ellos ni siquiera se molestan nunca en comprobar si existe de verdad o no, y mucho menos contrastarla. Les basta con la fe. ¿Y qué es eso del perdón que piden los representantes católicos? Yo todavía espero el perdón por el Holocausto de Croacia, así como por haber ayudado a huir a tantos nazis. Aunque a lo mejor se refiere al perdón por el “desliz” de la inquisición. 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 11:13:45 
 
Los representantes de la iglesia tienen a bien pedir perdón cuando han metido la pata. Lástima que tarden 500 años. Yo no voy a vivr 500 años para ver cómo piden perdón por sus salidas de tono actuales. 
 
Autor: luis 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 11:59:36 
 
La iglesia hace politica y manipulacion social para mantener el tinglado....y nada mas. 
 
Autor: Mistic 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 14:01:26 
 
Estoy con la Iglesia y con el Señor Obispo. Es una animalada lo que se quiere hacer con la Ley del Aborto. Fuego al PSOE. 
 
Autor: El Solitario 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 15:28:13 
 
Si Cristo viviera hoy, que vive, diría a Elena lo mismo que ya dijo de esta gente hace 2000 años: seres humanos débiles, cobardes, que hacen cuentas de las ventajas y desventajas de seguirle, lo mismo que dijo y a los mismos, al género humano que no ha cambiado nada ni cambiará por tanto. De vez en cuando sale una Teresa de Calcuta o un San Juan de la Cruz, pero el resto es como Elena y como todos, como los del tiempo de Cristo, y Cristo les dice lo mismo, que crean y vivan, que se esfuercen en seguirle a pesar de ser como son, que Él está vivo y detrás de tanta miseria. Para eso vino, para redimir la miseria humana, no para que nos creamos que somos perfectos o los demás tienen que serlo cuando nosotros no lo somos de ninguna manera 
 
Autor: sivivierahoy 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 16:00:16 
 
Pues seguramente Jesus diría eso pero no dudo en absoluto que también repetiría aquello que dijo a los rabis judios, esta vez a los cristianos también por utilizarlo como lo han hecho, "Sois como sepulcros blanqueados muy limpios por fuera y llenos de podredumbre por dentro". 
 
Autor: Santiago 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 16:05:21 
 
anda,anda, no viví la guerra civil pero me lo podría imaginar si juzgase por lo que leo...no fusilan a los católicos porque aún no tienen las armas, que si no... 
 
Autor: kalykatres 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 16:29:51 
 
Propuesta: los descontentos con la Iglesia que vayan al Obispado que el Vicario General que es muy progre y muy bueno les atenderá de muy buen grado y dejen allí sus reclamaciones pero no nos den el c-----cada vez que sale algún tema como este. ¿Se han fijado que bronca se arma cada vez que se nombra a la Iglesia?. Nunca pensé que hubiesen tantos creyentes... 
 
Autor: manuchao 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 17:01:13 
 
tanta gent parlant de Crist i que poquets fent la feina: ora et labora 
 
Autor: eloisa i abelart 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 17:37:13 
 
si vamos a clasificar la vida entre "rojos buenos" y "no rojos malos" será dificil llegar a saber qué paso en la Unión Soviética respecto a las indiscriminadas matanzas de campesinos o de judíos...y qué pasa en la tan "roja" China y los derechos humanos..., o qué pasa en Cuba con los homosexuales?, que no, que no se puede acusar con tanto odio porque éste ciega, ni se puede dividir el mundo en buenos y malos 
 
Autor: rogelia 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 17:46:01 
 
anda majo, que has visto la película AMEN y te has quedado colgado. Lee un poquito más que et fara bó al cos i a l'anima i deixarás de dedir ximpleries, bon al.lot 
 
Autor: artemisa 
 
     Traduzco del catalán al castellano para los que no sean españoles:

     anda majo, que has visto la película AMEN y te has quedado colgado. Lee un poquito más que te será bueno para el cuerpo y el alma y dejarás de decir tonterías, buen chico.

     Los católicos, cuando no hablas bien de su religión, automáticamente te consideran un ignorante. Para Artemisa, todo lo que digo lo baso en alguna película. Por cierto, ¿qué película es esa de “Amén”? Ni siquiera me suena. 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 17:52:46 
 
Veo que mi carta al obispo ha causado sensación. Pido disculpas por la gente que pueda haberse sentido ofendida con esta carta, tengo amigos cristianos y no me gusta hablar de estas cosas con ellos, pero siento decir que la iglesia a veces me saca quicio. Cada cual que crea en lo que quiera, pero cuando se empieza a discriminar a los demás, la fe en masa empieza a ser un problema. A Matías le diré que no quise decir que la iglesia no condenara la guerra, si que la condena, pero con mucho menos esfuerzo. La iglesia excomulga a cualquiera que incumpla sus dogmas, pero dime: ¿cuántos miembros de la administración Bush han sido excomulgados? A Luís María le diré que, efectivamente, hay información sobre la alianza de Hitler con la iglesia. Solo con poner Pío XI en el Google enseguida aparece la palabra Hitler. Y respecto al segundo mandamiento, veo que ni siquiera te sabes los mandamientos. Lee la Biblia, y comprobarás que la iglesia católica tergiversa los mandamientos para esconder el 2º mandamiento original, ese que condena lo que los católicos haceis en semana santa (y que se menciona en toda la Biblia). 
 
Autor: Dani Marín (no Martín) 
 
     Este era yo. Entré en los comentarios para calmar un poco el ambiente. Por cierto, es Pío XII, no Pío XI. 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 20:20:48 
 
Algunas apreciaciones:  
Me considero católico, pero por lo mismo soy partidario de limpiar la iglesia de tanta inmundicia que oculta el verdadero querer de Dios, por lo mismo estudio y me informo para opinar con base. No podemos ocultar las atrocidades y genocidios que ha realizado o en la cual tiene responsabilidad nuestra iglesia. El perdón que se pida no repara el daño, creo que es más acertado no seguir provocándolos con excomuniones o declaraciones como las realizadas por Ratzinger, que no tiene en cuenta la cultura en la cual sostiene que el condón propicia el desarrollo del sida.  
Por otra parte, que otros realicen estas matanzas (como el caso de USA en Irak, Afganistán, etc.) no hace más anta nuestra iglesia.  
Este es uno de los grandes sentidos por los cuales muchos creyentes católicos piden un Concilio, sin discriminación ni censuras a teólogos, que permita volver a los orígenes de nuestra fe, de tal manera que en ella se transparente el rostro misericordioso de Dios, que protege al débil, al huérfano, la viuda, el emigrante. 
 
Autor: Sergio 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 01-04-2009 a las 20:23:12 
 
SR. mARIN, FELICIDADES POR HABER SIDO CAPAZ DE DISCULPARSE. dE PIO xII PODRÍA BUSCAR QUÉ DIJO DE ÉL gOLDA MEIR, POR EJEMPLO. eL 2º ES NO TOMARÁS EL NOMBRE DE d'---SUPONGO QUE A ESO SE REFERÍA EL COMENTARIO, Y EN LA ADMINISTRACIÓN BUSH IMAGINO QUE NO DESTACÓ POR CATÓLICA, MÁS DE TODAS FORMAS LA IGLESIA EXCOMULGAR, EXCOMULGA POCO, DE HECHO NO HA EXCOMULGADO A NINGÚN MINISTRO NI LOS DE AHORA NI DE LOS DE ANTES Y AL PP NO LE ESCUCHA NADIE POR LO QUE SE VE. CORDIALMENTE 
 
Autor: MATIAS 
 
     Aquí, Matías (que vuelve a aparecer en los comentarios y bastante enfadado si tenemos en cuenta tanta mayúscula) tiene razón con lo de que la administración Bush es protestante y no católica, fallo mío. También tiene razón cuando dice que la iglesia tampoco excomulga a los políticos del PSOE (que yo sepa), al igual que a los del PP pero, como dije en mi carta, si que se permiten tranquilamente “excomulgar a los que ayudaron a abortar a una niña de ocho años de Brasil violada por su padrastro”. Y en lo referente al 2º mandamiento, o no lo ha buscado en la Biblia, o es tan burro que no se da cuenta que no tiene nada ver con el que él cree que es el 2º mandamiento. 
 
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
 
     La reacción del obispo no se hizo esperar. Al día siguiente (el 2 de Abril de 2009) me dirigió una carta bastante grande. 
 
     Es esta:

La Iglesia, el derecho a la vida y las opiniones del señor Daniel Martín (Vicente JUAN SEGURA / Obispo de Eivissa)

 Estimado señor Martín: quisiera contestarle personalmente al escrito que me dirige, publicado en el Diario de Ibiza, en su edición del día 1 de abril corriente, en la página 20; no disponiendo de sus datos, me veo obligado a hacerlo por este medio. 
Quisiera en primer lugar agradecer su escrito, aunque ciertamente no puedo compartir sus planteamientos. Pero en todo caso el tema del aborto es un asunto delicado que exige mucho diálogo sobre todos sus aspectos y usted quiere participar en el mismo y eso es ya algo positivo. Su actitud y la de otros muchos permite pensar que no se trata de un debate superado o cerrado, como pretenden algunos políticos. Todas las aportaciones al tema las veo con respeto y seguro de que, con la colaboración de muchos, podremos llegar a ese punto deseado de la defensa y protección del nasciturus, de la madre, de la familia y de la sociedad entera. 
Afirma usted en su carta que podría resumirse todo en una pregunta: ¿quién es la Iglesia para hablarnos del derecho a la vida? Después pone usted toda una serie de argumentos como para afirmar la falta de legitimidad de la Iglesia en tema al derecho a la vida, argumentos que he leído con atención, percibiendo lo inadecuados y débiles que son. 
La pregunta central de su escrito se contesta desde la concepción democrática de la sociedad. En una democracia todas las personas y grupos tienen el derecho, y podríamos decir también el deber, de expresar libremente sus opiniones con respeto y dentro del marco legal que regula la vida de la sociedad. O ¿es que hay grupos a los que no se les debe dejar hablar dentro de la legalidad? A los que tenemos una conciencia democrática nos parece claro lo primero y no podemos aceptar lo segundo. Consiguientemente, la Iglesia católica, grupo consolidado y que presta impagables servicios a la sociedad, tiene todo el derecho y cumple responsablemente el deber de ofrecer sus puntos de vista sobre las materias de su competencia. Querer silenciar la voz de la Iglesia es propio de las dictaduras. 
Los demás hechos que usted va citando en su carta, de forma poco clara, no resisten la más elemental crítica. Con respecto al uso del preservativo, hay que leer en su contexto las expresiones del Papa. La experiencia enseña que la distribución masiva de profilácticos no ha resuelto el avance del sida. Vea las estadísticas de algunos países africanos como Nigeria, de Kenia, etc. Donde esa distribución masiva no ha tenido lugar, como Mozambique con la colaboración de entidades católicas como la Comunidad de San Egidio, el avance se ha detenido. Es un hecho claro que el látex con el que se fabrican los preservativos presenta unos orificios hasta treinta veces más grandes que el tamaño del virus transmisor del sida. Luego el preservativo no defiende al cien por cien del contagio y no se puede afirmar que es una protección segura, más bien aleatoria. Pienso en las vidas que se salvarán con una educación integral y un uso responsable de la sexualidad humana, querida por el Creador. Quede dicho también que la mayoría de los enfermos de sida son atendidos en centros de la Iglesia católica: hace pensar el hecho de que personas que presumiblemente no atendieron las llamadas de la Iglesia, sean acogidas y cuidadas por la misma Iglesia. 
Con respecto al tema de Pío XII y el nazismo hace usted afirmaciones gratuitas. Hay abundante bibliografía seria sobre el asunto y los archivos vaticanos de esa época están abiertos a la libre consulta de los investigadores. Sirva como resumen de la actitud del Papa Pacelli el ejemplo del judío Israel Zoller, que al ver cómo protegía el Papa a los judíos se convirtió al catolicismo adoptando en el bautismo el nombre de Eugenio, en honor al Papa que tanto había hecho por su pueblo. Son hechos y no ideas predeterminadas. 
Saca usted en tema de la triste guerra de Irak y dice «¿por qué no se esforzó tanto cuando el mundo dijo ´no´ a la guerra de Irak?». Y yo me pregunto, pero, ¿en qué mundo vive usted? ¿Es que no recuerda las llamadas continuas, insistentes, firmes, claras del Papa Juan Pablo II para evitar aquella guerra? En aquel mes de marzo de 2003 no perdió oportunidad para evitarla. Recuerdo la emoción con la que el 16 de marzo se dirigía en el rezo del Angelus con estas palabras: «Los próximos días serán decisivos para el éxito de la crisis iraquí. Por eso, pidamos al Señor que inspire en todas las partes implicadas valentía y clarividencia? Yo pertenezco a la generación que vivió la segunda guerra mundial y sobrevivió. Siento el deber de decir a todos los jóvenes, a los más jóvenes que yo, que no tienen esa experiencia: ¡Nunca más la guerra!». Todos esos textos los podrá consultar en la página web de la Santa Sede. Soy testigo de cuántos jefes de Estado y de Gobierno pasaron en aquellos días por el Vaticano para convencer al Papa de la necesidad de aquella maldita guerra y de que debía silenciarse el tema. El Papa se mantuvo firme y su testimonio es una luz y un incentivo para quienes creemos y defendemos la paz. Además, durante la guerra, la única Embajada que permaneció abierta en Irak fue la del Vaticano. En España, en aquella ocasión, los obispos y las comunidades cristianas siguieron sin fisuras las magistrales enseñanzas del Gran Papa. ¡Cuántas vigilias de oración, cuantas actividades se organizaron para pedir el don de la paz! En la página web de la Conferencia Episcopal Española podrá usted obtener abundante información al respecto. Eso es historia cierta y no ideas preconcebidas. Y conste que aquella postura de la Iglesia en España le costó a la Iglesia muchas dificultades con el Gobierno de entonces en nuestro país. 
Afirma usted que participó en una manifestación contra la guerra de Irak ¡Enhorabuena! Demostró usted sensibilidad hacia la defensa de la vida. Siga así, pero no sea restrictivo, defienda siempre, con los medios que tenga a su alcance, la vida humana, toda vida humana, y no sólo algunas, porque la vida humana, naciente o en su decrepitud, la de una persona sana o la de una enferma, la de un disminuido y la de un superdotado tiene un valor infinito. Por eso, la misma razón que llevó a participar en manifestaciones contra la Guerra de Irak exige participar en las de defensa de la vida haciendo frente al aborto. 
Bien, aeñor Daniel Martín, como ve, hay mucho que hablar del tema. Y a mí me gustaría seguir haciéndolo con usted, si lo desea. Si me quiere hacer una concesión, preferiría que fuera personal y directamente, tranquila y sosegadamente, más que de esta forma casi impersonal que es a través de escritos en la prensa. Mi disponibilidad la tiene y le aseguro que, siendo un cargo de la Iglesia católica como me califica usted en su escrito, no es imposible ni mucho menos difícil encontrarme, pues procuro estar disponible a todas las personas que residen en esta siócesis, teniendo como modelo la figura de San Pablo, cuyo año jubilar estamos celebrando, cuando dice: «Muy a gusto me gastaré y desgastaré por vuestras almas» (2Co 12,15). De ese modo podremos acercarnos más a Aquel que es el Camino, la Verdad y la Vida, al que corresponde todo honor y gloria por los siglos de los siglos.

Enlace: http://www.diariodeibiza.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009040200_3_318396__Opinion-Iglesia-derecho-vida-opiniones-Daniel-Martin-Vicente-JUAN-SEGURA-Obispo-Eivissa

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

      Bien, no voy a comentar la respuesta que me dirigió el obispo, ya que ya lo hago en la siguiente y última carta. Ahora os paso los comentarios hechos en la web del diario (y cómo no, los católicos creyendo a pies juntillas todo lo que dice el obispo):

Comentario enviado el día 02-04-2009 a las 10:01:34 
 
...y yo le añadiría algo más: hay documentación exahustiva fuera de la Iglesia que documenta verazmente lo arriba expuesto. Es cuestión de amplitud de miras, tiempo y honradez el acceder a ello. 
 
Autor: matias 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 02-04-2009 a las 15:55:51 
 
Para servir, servir.  
Es lema de todo cristiano y en particular de nuestro obispo Vicente Juan Segura 
 
Autor: cristiano 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 02-04-2009 a las 18:48:55 
 
En fin....¡Amen!  
Pero lo que mas me ha gustado es lo de los agujeritos del condon jjjejeje....Estos de la OMS no se enteran de nada por lo visto. Menuda patraña D. Obispo si la OMS dice que es el metodo mas efectivo para prevenir el Sida ¿Qué historia es esta de los microagujeros? El condon protege del sida con microagujeros o sin ellos 
 
Autor: Utds siempre tienen razon porque dicen blanco y negro al mismo tiempo 
 
++++ 
 
Comentario enviado el día 02-04-2009 a las 19:30:14 
 
Lo que la iglesia católica debería legalizar YA son las nulidades bautismales, la supresión íntegra de datos personales de los registros religiosos para quienes lo deseen, y que las pertenencias a las religiones fuesen por voluntad propia. Lo mismo digo con el islam y otras religiones. 
 
Autor: manu 
 
      Los siguientes dos comentarios han desaparecido del enlace. Desconozco el motivo. 
 
+++ 
 
Comentario enviado el día 02-04-2009 a las 23:06:26 
 
Oye, Manu, ¿qué tiene que ver tu comentario con este artúculo? 
 
Autor: Toni

+++ 
 

Comentario enviado el día 02-04-2009 a las 23:08:21 
 
Pues si tiene agujeros el preservativo, no protege, lo diga quien lo diga ¿Está claro? O será que el escritor del tercer comentarios tiene accciones en alguna empresa? 
 
Autor: Lluis 
 
      Lluis, para ser un poco más sincero, debería aclarar que se cree lo de los agujeritos porque lo dice el obispo, ¡¡Joder, si lo dice el obispo, es que tiene que ser verdad!! Obviamente, ni siquiera se habrá molestado en buscar algo de información en internet para comprobarlo. 
 
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ 
 
      Obviamente no iba a dejar que la repuesta del obispo fuera la última palabra, así que me puse manos a la obra y, aunque por falta de tiempo no pude contestar al día siguiente como hizo él (parece que se lo tomó en serio), si que lo hice al tercer día. Pero para mi desilusión, la carta no se publicó al día siguiente de que se la enviara al diario, ni al otro, ni al otro... Mandé un e-mail al diario para preguntar por qué no me la publicaban y me pusieron tres excusas: “es muy extensa, lo que nos obliga a hacer una tercera página de opinión, que no siempre es posible; hay cola para publicar; y no es un tema de interés general para Las Pitiusas (Ibiza y Formentera)”. Lo indignante del caso, es que la respuesta del obispo, a pesar de darse –supongo- las mismas circunstancias en su caso, fue publicada inmediatamente. Empecé a sospechar que el motivo de que no me publicaran mi respuesta era la censura, pero afortunadamente, me equivoqué. Casi un mes después, cuando lo daba todo por perdido, me llamaron por teléfono para preguntarme si aun estaba interesado en que se publicara mi escrito después de tantos días, y si estaba seguro de querer hacerlo ya que, según ellos “es una carta muy polémica”. Les dije que adelante y, efectivamente, al día siguiente mi respuesta salió publicada, concretamente el 29 de Abril de 2009. 
 

     Y aquí la tenéis:

Iglesia, guerra y solidaridad (Daniel MARÍN CANO / Sant Jordi)

 Señor obispo de Ibiza: en primer lugar deseo comunicarle que, a pesar de mi descontento con la Iglesia desde que hace diez años abriera por primera vez la Biblia (libro que me hizo ateo), es para mí un honor intercambiar opiniones con usted. Llevo años debatiendo con cristianos, pero nunca lo he hecho con alguien de tanta importancia, y desde luego no es menos gratificante el hecho de hacerlo públicamente. 
Está usted en lo cierto cuando defiende el derecho de la Iglesia a pronunciarse en un Estado democrático, pero no es sano para una sociedad confundir libertad de expresión con demagogia. La Iglesia, para difundir su opinión, dispone de una gran masa de católicos (no todos, por supuesto) dispuestos a defender con uñas y dientes, y sin cuestionar nada, cualquier palabra procedente de la Iglesia. Estos católicos dicen lo que dice la Iglesia y opinan lo que opina la Iglesia, algo análogo a lo que les ocurre a los incondicionales defensores de un partido político, esos que en los mítines aplauden con gran entusiasmo entre frase y frase. Mi disconformidad sobre ciertas campañas católicas nace de mi preocupación por un sector de la sociedad que se deja llevar fácilmente por la demagogia eclesiástica, sea cual sea el tema de debate, no sólo en temas de aborto.  
El creyente tiene el derecho a aceptar que su vida sea regida por los dogmas de la religión con la que más a gusto se sienta, pero cuando esto conlleva la discriminación, entonces la fe se convierte en un problema para los demás, y esto, desgraciadamente, es un hecho que está presente en nuestra sociedad. Y discriminación es, por ejemplo, la insistencia de la Iglesia en que las parejas homosexuales no tengan los mismos derechos que las heterosexuales, que no existan mujeres con cargos en la Iglesia o la negativa ante la investigación con fines médicos de las células madre. 
En lo referente a la guerra de Irak, soy consciente de la postura que tuvo Juan Pablo II, lo recuerdo perfectamente. Pero o usted no me entendió bien o yo no me expresé con claridad. Mi acusación iba más bien dirigida a la Iglesia española; recuerde que le comparé la manifestación del ‘no a la guerra’ con la campaña contra el aborto (aludiendo a la polémica que ahora mismo tiene lugar en España). La cantidad de dinero que gasta la Iglesia en campañas no es pequeña (250.000 euros en la última), además se convocan numerosas manifestaciones para defender estas campañas con obispos a la cabeza y se anima a los padres de los escolares a objetar contra la Educación para la Ciudadanía. No recuerdo tanta actividad en la Iglesia (española) en aquella manifestación contra la guerra de Irak, ni a los obispos encabezándola, sólo recuerdo unas palabras del Papa desde Roma. No recuerdo a la Iglesia criticando tanto (y no soy, ni mucho menos, un defensor de Zapatero) al Gobierno de Aznar, como hace con el actual Gobierno por la ley del aborto, a pesar de que Aznar fue miembro precisamente del lamentable trío de las Azores. 
Efectivamente, como dice usted, el Papa Pío XII se mostró contrario a las atrocidades de Hitler, pero eso fue a partir de la derrota del tercer Reich; hasta entonces su antisemitismo fue muy claro. Dijo lindezas como que los judíos eran responsables de su destino, Dios los había elegido, pero ellos negaron y mataron a Cristo. Y «cegados por su sueño de triunfo mundial y éxito materialista» se merecían «la ruina material y espiritual» que se habían echado sobre sí mismos. El silencio de Pacelli (Pío XII) ante el genocidio fue escandaloso. También es interesante recordar aquello que dijo en 1939: «España (...) acaba de dar a los profetas del ateísmo materialista de nuestro siglo la prueba más excelsa de que por encima de todo están los valores de la religión y del espíritu». 
Insisto, señor obispo: ¿quién es la Iglesia para hablarnos de derecho a la vida?, ¿y de moralidad?, ¿y de la verdad? Muy poca gente conoce su historia. Pocos son los que saben que San Pedro nunca fue Papa, que el primer dirigente de la primera comunidad cristiana posiblemente fue el apóstol Santiago, el hermano –de sangre– de Jesús (no lo digo yo, lo dice la Biblia). Tampoco saben que el dogma de la Inmaculada Concepción, del que la Biblia no dice absolutamente nada, no fue impuesto hasta 1954. Ni que la idolatría (o procesiones de Semana Santa) está contundentemente condenada en numerosos pasajes bíblicos. Y aparte de lo bíblico, también es una pena que la mayoría de la gente ignore que el Vaticano es un estado soberano, que dispone de su propio banco central, cuya impunidad ante cualquier actividad está garantizada por el mismo Vaticano, el cual nunca lo ha sometido a una auditoría. Como cualquier otro banco, se dedica a financiar de todo: desde fabricación de armas hasta fabricación de ¡preservativos! Y me gustaría mencionar también la injusticia que se cometió el pasado 19 de septiembre de 2008, cuando el Tribunal Supremo avaló una resolución del arzobispado de Valencia que nos priva a los ciudadanos del derecho a la apostasía. 
Dice usted que en países como Kenia y Nigeria se han conseguido buenos resultados sin el uso del preservativo, pero hay estudios que demuestran que los resultados podrían haber sido mejores con su uso. De todos modos, el que la Iglesia consiga en algún lugar que con la abstinencia se disminuya el contagio de sida, no significa que el preservativo no sea eficaz. Sé a dónde se dirige, sé que el mandamiento cristiano ‘no fornicarás’ es el mejor método anticonceptivo, pero seamos realistas: la imposición de una conducta sexual católica, que prohíbe el sexo incluso en el matrimonio si no es para engendrar, no siempre funciona, y aun así, no es algo que se consiga en dos días. En todo caso, el hecho de tener siempre un preservativo a disposición, y saber utilizarlo correctamente, siempre es preferible. Está más que probado que el preservativo presenta una fiabilidad del 90 %, y no tiene por qué cambiar los hábitos sexuales, si se complementa con una buena educación. Antes de acabar me gustaría pedirle que no hable de la solidaridad con los enfermos de sida como si la Iglesia fuese la única que la tiene. Lo de la ayuda incondicional es una característica común de cualquier ONG, sea católica, protestante o simplemente, laica. Y déjeme acabar con uno de mis pasajes favoritos: «Escudriñad las Escrituras...» (Jn 5, 39). 
 
Enlace: http://www.diariodeibiza.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009042900_3_324736__Opinion-Iglesia-guerra-solidaridad-Daniel-MARIN-CANO-Sant-Jordi 
 
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ 
 
      Bueno, supongo que alguien habrá notado que, más que por un ateo, esta carta parece estar escrita por un protestante. Esto es debido a dos motivos, primero: tengo amigos evangélicos, y no me apetecía ofenderlos; segundo: aparte de los amigos, bastante tengo con ganarme la enemistad de los cristianos católicos, como para ganarme también la de los protestantes. 
 
      Se que más de uno habría aprovechado para hablar de cosas más comprometedoras de la iglesia, como el holocausto en Croacia o la protección de criminales de guerra nazis por parte del Vaticano. Pero si ya es difícil que en un diario publiquen una carta así, más difícil aun sería conseguir la publicación de una carta más dura todavía. 
 
     Los comentaristas, por supuesto, no tardaron mucho en aparecer: 
 
Comentario enviado el día 29-04-2009 a las 08:04:03 
 
Anda, ves a confesarte...PECADORRRRRR 
 
Autor: arre cony 
 
+++ 
 
Comentario enviado el día 29-04-2009 a las 08:57:30 
 
Menuda empanada mental tiene Vd. O es que simplemente quiere enredar la madeja... Si quiere ir contra la Iglesia, vaya pues, que no será ni el primero ni el único, pero por favor, no nos haga a los católicos ignorantes fanáticos ni nos equipare a los seguidores de un partido político, que no va por aquí la cosa. Ah, y desde luego, estudie un poquito el Catecismo, que le vendrá bien para no decir los disparates que dice. De todos modos, siga atacando, que a la Iglesia le conviene que haya herejes. 
 
Autor: Abraham 
 
     Parece que para los católicos la sabiduría se consigue leyendo catecismo. Ahora entiendo tanta ignorancia. 
 
+++ 
 
Comentario enviado el día 29-04-2009 a las 09:26:45 
 
Daniel, me parece que usted tiene algo a su favor: le interesa saber la verdad. Pero no ha cogido el camino adecuado, se ha limitado a revisar información de divulgación y sesgada y confunde hechos históricos anteriores y malinterpreta declaraciones debido a graves prejuicios. Lea, lea más y de mejor calidad, sobre todo de calidad. Cuando el estudio sea su hábito, posiblemente dejará de meter la pata. Le deseo éxito en su formación. 
 
Autor: Eloisa 
 
     De nuevo, la manía de los católicos de que todo aquel que dice cosas feas de su iglesia lo hace por ignorancia. Eloisa, por ejemplo, da por hecho que no solo leo muy poco, sino que además de mala calidad. No recuerdo haber mencionado en ninguna de mis cartas qué libros leo. 
 
+++ 
 
Comentario enviado el día 29-04-2009 a las 10:09:24 
 
un artículo muy bueno, gracias señor Marín Cano. 
 
Autor: Antonia

+++ 
 

Comentario enviado el día 29-04-2009 a las 12:04:06 
 

Escrudiñando las escrituras se puede encontrar en Mateo el pasaje que dice: No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen y se vuelvan y os despedacen ...  
Sr Marin Vd no entenderá nunca nada de nada.... 
 
Autor: escrudiñando 
 
+++ 
 
Comentario enviado el día 29-04-2009 a las 15:23:51 
 
La iglesia catolica al igual que cualquier otra religion o ideal politico se nutre principalmente de dos ingredientes: ignorancia y miedo, sobre todo miedo, miedo a satan, miedo a morir, miedo a lo desconocido, miedo a otras formas de pensar, etc. y mientras haya miedo habrá absurdas creencias a las que de otra forma, si no es por este miedo irracional, no habria por donde cogerlas... de ahí el que el papa tenga que ir a la Africa mas pobre para captar clientela, en los paises ''avanzados'' están perdiendo todos sus fieles.  

Autor: Ex-temeroso de Dios 
 
+++ 
 
Comentario enviado el día 29-04-2009 a las 16:10:41 
 
Daniel te felicito por tu escrito y ademas decirte que comparto totalmente tus inquietudes. Voy a estar a la espectativa total del típico semón que nos va a soltar el obispo de turno, como han hecho siempre.¡ Que interesante, positivo y bueno sería que de una vez por todas aceptaran el debate sobre las mil falacias de la iglesia! 
 
Autor: mistic 
 
+++ 
 
Comentario enviado el día 29-04-2009 a las 16:56:14 
 
Anda ya, danielito, que una vez leíste un tbo y te llevaron a urgencias porque te dió un soponcio por atragante cultural. 
 
Autor: kalikatres 
 
     Otra vez Kalikatres tratándome de ignorante. ¿Se sienten mejor así los católicos? Supongo que si. Debe ser aliviante para ellos el pensar que los que no piensan igual que ellos son ignorantes. 
 
+++ 
 
Comentario enviado el día 29-04-2009 a las 16:58:09 
 
Antonia: i a per que ho dius aixo? ai, ai, ho dire a ton pare 
 
Autor: En Toni 
 
     Traduzco: [Tono bromista] Antonia: ¿Y por qué dices eso? Ai, ai, se lo diré a tu padre. 
 
+++ 
 
Comentario enviado el día 29-04-2009 a las 18:06:29 
 
Abemus Papam 
 
Autor: Benedicto 16 
 
+++ 
 
Comentario enviado el día 29-04-2009 a las 18:15:01 
 
Es una monstruosidad que los curas no practiquen sexo. ¡Eso es algo natural! En resumidas cuentas: son unos irracionales e hipócritas, porque ¡resultan que muchos fornican! 
 
Autor: José Cano 
 
+++ 
 
Comentario enviado el día 29-04-2009 a las 18:15:07 
 
Creo que el señor Dani, está resentido con la Iglesia. NO COMPARTO SU VISIÓN generalizada de los cristianos católicos. es muy generalista y poco real. Y lo digo desde el ateismo. Dani, olvídalos y sigue hacia delante. poco a poco, van perdiendo personas. Y que conste que yo tampoco creo en esa Iglesia de hombres, pero sigo necesitando de una razón para creer. 
 
Autor: Descartes 
 
     Nótese el disparate del tal Descartes cuando dice: “Y lo digo desde el ateísmo”. 
 
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
 
      En fin, me pasé días esperando que el obispo contraatacara, pero parece que prefirió no hacerlo. Por falta de tiempo no sería, desde luego, ya que después (hasta día de hoy, a mediados de Junio del 2009) volvió a escribir otras tres opiniones más para el diario (dos, de nuevo sobre la ley del aborto y otra sobre los políticos catalanes que propusieron en el parlamento desprestigiar al Papa por sus palabras en África sobre el preservativo). Tal vez le quedó claro que no hablaba con alguien que basaba sus argumentos en “El Código da Vinci” y poco más, sino que hablaba con alguien lo suficientemente documentado como para soltar detalles demasiado comprometedores sobre la iglesia. Creo que el obispo sabía que no le convenía continuar. O, para ser justos, tal vez lo hizo, pero en el diario quizá decidieron cortar el hilo. 
 
      En cualquier caso, y a pesar de lo corto que ha sido el debate, pienso que tiene éste el valor suficiente como para ser compartido con mis compatriotas ateos o agnósticos. Alguno de los que estén leyendo esto, es posible que alguna vez  haya conseguido debatir como mucho con un pastor evangélico, pero todos sabemos cuan difícil es hacerlo con un obispo, y más aun en un periódico. Por eso quise compartirlo. 
 
      Esto es todo. Agradezco a Milton Ash la publicación de mi colaboración en su site. Tal vez más adelante haga alguna otra aportación, mientras tanto, un saludo a todos los ateos. 
 
      -Daniel Marín Cano-

 

 

 ____________________________________________________________________________

 

Colaboración nº. 67. Marzo 2009

Marcial Maciel ya no será santo

Autor: Jorge Queirolo Bravo (artículo original, aunque publicado con anterioridad en otros sitios)

_____

 

Pensé que lo lograría, que traspasaría triunfalmente la meta que tanto le habría gustado coronar, pero me equivoqué en forma rotunda. Me refiero, obviamente, a Marcial Maciel Degollado, el siempre evocado fundador de los Legionarios de Cristo. Dicho sacerdote, conocido debido a su predilección sexual por los seminaristas, sonaba como un firme candidato a ser canonizado. Ahora todo se arruinó. El festín de beatería hipócrita se derrumbó como un castillo de naipes en medio de un huracán.

 ¿Qué evento tan poderoso pudo pasar, como para aguarle la fiesta a los legionarios de la infamia? La respuesta es: algo inesperado y tremendamente sorpresivo. ¿Qué tan sorpresivo? Más de lo que se podría esperar de alguien que supuestamente fue célibe, aunque esto haya sido fuertemente cuestionado mientras el personaje aún vivía. ¿Qué sucedió entonces? Resulta que se dice que el inefable Marcial Maciel, además de violar a un cierto número de seminaristas, también fue padre. ¿Qué tiene esto de raro? ¿No es lo normal que un hombre tenga hijos? Para los mortales comunes y corrientes lo es, mas no para un prelado, de acuerdo con los extraños parámetros establecidos por esa institución tan anómala, decadente y anacrónica que es la iglesia católica.

 Para la jerarquía eclesiástica que un cura u obispo viole o someta sexualmente a una legión de niños, adolescentes o seminaristas no parece ser un gran pecado. Solamente es motivo de traslados silenciosos para el religioso afectado, de tal manera que el brazo de la justicia secular, en lo posible, no lo alcance jamás. No es nada más que eso, y todos los actos y resoluciones administrativas que conciernen a estos “percances carnales” no tienen otra finalidad específica, como no sea la de proteger al autor material de dichas aberraciones. El mensaje del alto mando clerical a los sacerdotes es, en ese sentido, bien claro y no deja lugar a dudas: viola a todos los niños que quieras, pero no permitas que te descubran.

 Tener un hijo ya es un asunto diferente y mucho más complicado. A los ojos del sacro colegio cardenalicio y los obispados esto sí que es un pecado descomunal, a desemejanza del abuso sexual en contra de menores que, en el mejor de los casos, es visto por ellos como una falta de poca cuantía y mucha frecuencia. Y por eso Marcial Maciel ya no será santo. Su imagen de yeso no adornará las bellas catedrales de las capitales europeas y latinoamericanas. No se erigirán santuarios que inmortalicen su memoria retorcida y libidinosa. Carecerá del honor de presidir, dentro de una urna de vidrio y cargado por sus adeptos, una procesión, pese a que éstas cada día son menos concurridas. Tampoco se imprimirán estampitas a colores, con una aureola blanquecina sobre su cabeza, para recordarles a los feligreses y peregrinos su falsa santidad.

 Es que Maciel cometió el notorio desacierto de engendrar una hija, con lo cual su figura cayó perpetuamente en desgracia para los fanáticos trasnochados y andropáusicos que dirigen el Vaticano. Eso de ser papá sí que es imperdonable. ¿Cómo se le ocurrió perpetrar semejante tontería a Maciel? ¿No tenía, en ese momento, acaso, suficientes querubines bien dotados con los cuales revolcarse debajo de las sábanas? ¿Quiso el padrecito jugar a ser hombre? ¿Le sobrevino un súbito arrebato heterosexual? Porque, por lo que sabemos, a Marcialito más bien le picaba el culito. O para manifestarlo con una expresión bien criolla y algo vulgar: le gustaba que le atoren el tubo de escape. ¿Se entendió?

 No ahondaré más en el tema. Lo que voy a decir a continuación puede sonar curioso, pero defiendo la opción de Marcial Maciel de haber elegido ser papá. Creo, incluso, que es lo único bueno y positivo que hizo en su inmoral vida. Y el clero diocesano debería respaldarme en mis dichos. ¿No dicen ser los más grandes defensores de la familia? Ahí tienen un buen ejemplo de alguien que trató de formar una familia, aunque informalmente. Marcial Maciel ya tiene un retoño propio que le puede poner flores en su tumba en el día del padre. Sus seguidores probablemente ya no lo harán, asqueados por la pérdida de prestigio de su progenitor espiritual. ¿Y qué dice la curia vaticana de todo este lío? Seguramente ya están buscándole un sucesor menos lujurioso a Marcial Maciel. A rey muerto, rey puesto.

 

© Jorge Queirolo Bravo

 

  ____________________________________________________________________________

 

Colaboración nº. 66. Marzo 2009

Reflexiones sobre Marcial Maciel y la Iglesia católica

Autor: Jorge Queirolo Bravo (artículo original, aunque publicado con anterioridad en otros sitios)

_____

Es chocante la actitud de la iglesia católica, que durante años encubrió abiertamente los delitos del pervertido cura Marcial Maciel. Él falleció, como inevitablemente nos va a pasar a todos en algún momento, y se fue de este mundo terrenal que habitamos sin haber sido debidamente sentenciado por los tribunales correspondientes. Que Maciel haya sido homosexual es completamente irrelevante. La homosexualidad es una opción sexual más, absolutamente respetable y que en sí no daña ni perjudica a nadie. Lo malo es que Maciel la haya ejercido a la fuerza, valiéndose de su prerrogativa de sacerdote y obligando a personas indefensas a entregarse a él. Eso es lo que efectivamente está mal. Si lo hubiese hecho con mujeres, en un acto heterosexual, seguiría estando mal, pues no por eso dejaría de ser una violación, en la cual alguien es sometido sexualmente contra su voluntad.

 En mi lógica, no logro comprender qué atractivo ejerce una orden como los “Legionarios de Cristo” en la gente que tiene dinero y poder. Se puede tener ambas cosas, y de sobra, sin que para ello exista la necesidad de adherirse a un conglomerado que ampara delitos verdaderamente aberrantes. De hecho, uno puede ser millonario sin ser católico, cristiano ni creyente en algún dios. Volviendo al caso del cura Maciel, no me extrañaría que esa maquinaria de propaganda mentirosa que es la iglesia católica lo santificara, y que además lo hicieran en un tiempo récord. Los clérigos son unos verdaderos campeones a la hora de inventar santos, aunque los involucrados en realidad carezcan de las virtudes que generosamente se les atribuyen. ¿Acaso no lo van a hacer con el fallecido papa Juan Pablo II? ¿Cuál es la lección que se puede extraer de todo esto? Que con la cantidad adecuada de dinero, influencias o intereses de por medio, cualquiera se puede volver santo dentro de la iglesia católica.

 Si Hitler hubiese ganado la guerra y dejado descendencia, y ésta fuera económicamente pudiente o políticamente poderosa, grande sería la probabilidad de que ya lo hubiesen canonizado y presentado ante la opinión pública como un gran héroe. El papa y sus acólitos habrían pasado por alto sus crímenes, excesos, genocidios y actos de locura. Pero como todos sabemos Hitler perdió la guerra, aparentemente se suicidó ante la posibilidad de caer en manos de sus enemigos, no tuvo descendencia conocida y encima no dejó bienes materiales a nadie. ¿Para qué santificar a un personaje así? No sería un buen negocio para el Vaticano. Y el Vaticano se mueve por dinero, poder e influencias, no por hechos espirituales o de fe. Lo de la fe y la espiritualidad no es más que un mero pretexto de la iglesia católica para existir y justificar su presencia.

 Con lo expuesto, solamente me queda por recomendar que mejor nos preparemos para ver al degenerado Marcial Maciel convertido dentro de poco en un santo. Su figura posiblemente aparecerá adornando catedrales, presidiendo procesiones (cada vez menos concurridas) e ilustrando estampitas para los ingenuos que se quieren creer el cuento de su santidad. ¿Cuántos dólares serán necesarios para ello? No importa, para eso están las arcas de los Legionarios de Cristo. No escatimarán en gastos, con tal de verlo ascendido a esa categoría, que para los católicos es tan superior y sublime. A mí me da lo mismo, ya que afortunadamente no soy católico ni cristiano. Tengo la suerte de no ser parte de ese rebaño de engañados constituido por la feligresía católica. Así que dejemos que hagan lo que quieran con la memoria de Maciel. Para mí seguirá siendo un monstruo disfrazado de bueno y que tuvo la mala suerte de ser desenmascarado en vida.

 

© Jorge Queirolo Bravo

 

 ____________________________________________________________________________

 

Colaboración nº. 65. Marzo 2009

La Iglesia católica es una farsa

Autor: Jorge Queirolo Bravo (artículo original, aunque publicado con anterioridad en otros sitios)

_____

La iglesia católica es una inmensa farsa dirigida por una pandilla de delincuentes corruptos y mentirosos disfrazados de pastores. ¿Existirán epítetos más adecuados y precisos que éstos para referirse a la jerarquía vaticana? Incluso creo que estoy siendo muy suave, al calificar a esta institución maligna de esa manera tan blanda. Pero son sus seguidores los que tienen la culpa de que ésta sea así, por creer en una sarta de estupideces de grueso calibre, más dignas de una fábula para retardados mentales, que de la realidad imperante y demostrada. ¿Cómo se pueden tragar tanto cuento barato? ¿Desde cuándo una mujer casada puede engendrar hijos y seguir siendo virgen? Esto es lo que continuamente nos dicen de la virgen María, a la que los adherentes a dicho credo tanto veneran. ¿Acaso los fieles católicos no se dan cuenta de que los están engañando descaradamente? ¿No notan que el cristianismo es una tomadura de pelo descomunal?

 

Lo que en este caso hay que hacer, es abrirle los ojos a la gente y dar a conocer la verdad tal cual es. Solamente así se podrá desenmascarar a esa pieza de teatro burdelesco que es la iglesia católica. El hecho de que haya durado algo más de dos mil años no significa que sea legítima, veraz o confiable, sino que únicamente implica que la comedia fue muy bien urdida. En eso sí que han sido unos maestros, y de los buenos. Un rebaño de crédulos e inocentes no constituye una garantía de la veracidad de los dichos del clero, tan sólo revela lo ingenuos y tontos que podemos ser los seres humanos. Da pena ver la desventura de unos pobres individuos desvalidos que, tal como haría una boa hambrienta enroscándose en el frágil cuerpo de su presa que va a tragar, son envueltos con los embustes del clero católico y la fe perniciosa que éste representa. Esos desgraciados seres de los que hablo son los feligreses, cuya cifra afortunadamente va en franco retroceso desde hace muchos años. Que la buena suerte y el raciocinio se apiaden de ellos. La razón es, al fin y al cabo, el peor enemigo de las religiones. ¿No es cierto? ¿Alguien me quiere rebatir?

 

© Jorge Queirolo Bravo

 

 ____________________________________________________________________________

 

Colaboración nº. 64. Octubre 2008

Poligamia en la Biblia

Autor: Juan Felipe (traductor; con el permiso correspondiente)

_____

En años recientes, fundamentalistas anti-gay operando bajo el pretexto de "defender el matrimonio tradicional" han hecho numerosas declaraciones como esta:

     "Desde el inicio de los tiempos, la sagrada unión del matrimonio ha sido definida como una unión entre un hombre y una mujer.

     ... Nuestras opiniones sobre el matrimonio se apoyan no sólo en las leyes de Estados Unidos, sino en las leyes de Dios. ".

     -Pat Boone, "El matrimonio: Un hombre, una mujer". Knight Ridder, 14 de mayo de 2004.

   Cabe decir que Pat Boone se equivoca en ambos casos, incluso según su propio estándar. Lo que la derecha religiosa nos quiere hacer olvidar es que el matrimonio no se ha "definido como una unión entre un  hombre y una mujer desde el inicio de los tiempos”. Por el contrario, las mismas escrituras que Boone y muchos otros toman como "palabra de Dios" muestran que son normas muy diferentes las que han estado en vigencia. Para ver a lo que me refiero, considere los siguientes versículos poco conocidos de la Biblia - aquellos que ponen de manifiesto que, en la época del Antiguo Testamento, la poligamia no era solamente aceptada, sino frecuente:

   Uno de los polígamos más antiguos de la Biblia fue el patriarca israelita Jacob. Cuando Jacob quiso tomar por esposa a Raquel, la hija del rico terrateniente Labán, Labán engañó a Jacob y envió a su hija Lea en su lugar. Cuando Jacob descubrió que había sido engañado, no se lamentó por el hecho de que su esposa no era la mujer que quería. Tampoco pidió el divorcio. Él en cambio negoció con el padre y terminó casándose con sus dos hijas:

Cumple la semana de ésta, y se te dará también la otra, por el servicio que hagas conmigo otros siete años. E hizo Jacob así, y cumplió la semana de aquélla; y él le dio a Raquel su hija por mujer. 
-Génesis 29: 27-28


   En última instancia, Jacob terminó con cuatro esposas / concubinas - no sólo Raquel y Lea, sino también sus sirvientas Bilha y Zilpa. Cualquier lector crítico de la biblia se dará cuenta que Dios no condenó este acuerdo en absoluto. De hecho, los doce hijos que Jacob había tenido con sus múltiples compañeras terminaron por convertirse en los progenitores de las doce tribus de Israel.

   Jacob era sólo uno de los muchos polígamos de la Biblia: Algunos otros incluyen a Gedeón (Jueces 8:30), Elcaná, padre del profeta Samuel (1 Samuel 1:2), y reyes como Abijah (2 Crónicas 13:21), Roboam (2 Cr. 11:21), y Jehoiada (2 Crónicas 24:3). Probablemente el más famoso de todos, el mismo Salomón, tenía "setecientas esposas  y trescientas concubinas" (1 Reyes 11:3). Recordemos que ninguno de estos polígamos de la realeza fue reprendido o castigado por Dios por sus acciones, a excepción de Salomón.  (Pero incluso en este caso la excepción confirma la regla: Según la Biblia, el pecado de Salomón no fue haberse casado con muchas esposas, sino casarse con mujeres extranjeras que le “desviaron el corazón hacia otros dioses” (11:4).

   Tal y como sucede con la esclavitud, los apologistas cristianos generalmente argumentan que la poligamia era solo una costumbre tribal hebrea. Una que Dios toleraba a pesar de su desagrado. ¿Qué hay de verdad en estas afirmaciones?  Poco y nada: la propia Tora, supuestamente la “ley de Dios” según los creyentes, apoya la poligamia al dar reglas sobre cómo y cuándo a un hombre se le permite tomar más de una esposa; y cómo debían operar las reglas de la herencia en caso de que así fuera:

     "Si tomare para él otra mujer, no disminuirá su alimento, ni su vestido, ni el deber conyugal.".
 -Éxodo 21:10


     "Si un hombre tuviere dos mujeres, la una amada y la otra aborrecida, y la amada y la aborrecida le hubieren dado hijos, y el hijo primogénito fuere de la aborrecida; en el día que hiciere heredar a sus hijos lo que tuviere, no podrá dar el derecho de primogenitura al hijo de la amada con preferencia al hijo de la aborrecida, que es el primogénito; mas al hijo de la aborrecida reconocerá como primogénito, para darle el doble de lo que correspondiere a cada uno de los demás; porque él es el principio de su vigor, y suyo es el derecho de la primogenitura.. "

     -Deuteronomio 21:15-17


   Al igual que muchos hombres importantes en sociedades primitivas, los reyes y patriarcas bíblicos tomaban a múltiples mujeres como símbolo de estatus; una forma perfecta de mostrar su riqueza y poder ante el resto de la comunidad. Como era de esperarse, las mujeres eran tratadas como propiedades y su opinión no tenía ninguna importancia en el acuerdo. Si a Dios le desagradaba tanto este comportamiento como dicen los apologistas, tenía una forma bastante curiosa de mostrarlo: jamás pronunció una palabra contra la poligamia ni contra arreglos de ese estilo. Como muchos personajes de ficción, Yavhe compartía evidentemente la perspectiva moral de sus creadores.

   En el Nuevo Testamento las cosas parecían haber cambiado con respecto a tomar múltiples esposas, aunque los versos ordenando que los obispos sólo podían casarse con una mujer (1 Timoteo 3:2) sugieren que la costumbre todavía persistía. Pero cabe señalar que incluso en el Nuevo Testamento, los polígamos de tiempos antiguos nunca fueron explícitamente condenados. Por el contrario, polígamos como Gedeón fueron  proclamados héroes de la fe (Hebreos 11:32).

   Independientemente de las conclusiones morales que queramos sacar al respecto, la poligamia bíblica socava los argumentos de los cristianos que se oponen al matrimonio homosexual por un motivo más importante: muestran que, lejos de una institución definida inamoviblemente desde el “principio de los tiempos”, el matrimonio es un concepto que ha evolucionado a través de la historia, y todavía lo puede seguir haciendo. Creo que gran parte de este cambio ha sido para lo mejor, aproximando el matrimonio cada vez más al ideal de una unión entre partes iguales, en lugar de la transferencia de una propiedad que solía ser en tiempos bíblicos. Por desgracia, aún hoy existen algunas sectas que mantienen vivos los abusos del patriarcado y la poligamia, perpetuando así el mismo trato cruel e injusto al que se veían sometidas las mujeres en aquellos tiempos en el que Yahve estaba al mando de las cosas.

 

Gracias por tu colaboración.

Sólo desearía añadir que el mismísimo `padre´ de la nación hebrea-israelita bíblica también fue polígamo, además de incestuoso, como sus hijos Isaac y Jacob: me refiero a Abraham.